Di Pollina y una apuesta a recuperar la identidad progresista del Socialismo argentino

.

.

Fuente: https://economis.com.ar/

“El socialismo no puede estar en espacios compartidos con Cambiemos”. Eduardo Di Pollina es claro en la sentencia y apunta especialmente al Socialismo porteño, que forma parte de la alianza de poder con Horacio Rodríguez Larreta. Di Pollina es candidato a presidente del Socialismo argentino y apuesta a recuperar la identidad de un partido que está en las antípodas de lo que representó el gobierno de Mauricio Macri. Lo secunda Julia Martino, quien comparte la urgencia por desmarcarse de políticas que van en contra del ideario de Alfredo Palacios. 

“Estamos planteando, ni más ni menos, reivindicar la línea histórica y política de nuestro partido, las banderas históricas. Continuar con la política de alianzas, pero en el marco de la izquierda democrática de los sectores progresistas. Ese es el planteo de fondo. Ese mismo proyecto tiene que ver con todo, un partido donde haya plena participación de los afiliados. Estamos tratando de reformular un nuevo movimiento partidario, de una nueva organización partidaria, que nos permita esa transformación, con la plena participación de todos y todas, para llevar adelante estas políticas”, sostiene Di Pollina en una visita a la redacción de Economis.

 

¿Se puede hacer un socialismo progresista de desarrollo en un escenario tan de grieta como esta la Argentina?

Sí, lo hemos demostrado en Santa Fe y en Rosario. En Rosario hemos gobernado casi 30 años, en Santa Fe, casi lo mismo, en la gobernación en los últimos tres períodos. Hemos llevado adelante ese proyecto político con total claridad, lo hemos podido desarrollar. En Santa Fe las políticas en materia de salud, educación, acción social, se han destacado a nivel nacional y también en América Latina, la educación pública, la salud pública de Santa Fe, tienen el reconocimiento de diferentes sectores políticos y también de diferentes sectores de la sociedad. O sea, realmente hemos podido plasmar políticas de esa naturaleza, en una realidad nacional como la que estamos atravesando. No me caben dudas que eso es absolutamente posible llevarlo a la práctica.

Esa grieta, esa ruptura, venimos de un gobierno en las antípodas del Socialismo. ¿Se sienten más cercanos al Gobierno actual?

Lo de Cambiemos fue la repetición sistemática de las minorías gobernando la Argentina. En otra época llegaban al poder a través de los golpes de Estado, luego y podemos replicar, o analizar, mejor dicho, las políticas en diferentes momentos históricos que estos sectores han gobernado al país, han minado el país en beneficio propio. Los sectores concentrados, que en otro tiempo decíamos que eran la oligarquía. Luego llegó un fenómeno extraordinario con el menemismo, que llegó con una propuesta y un proyecto político y terminó en un modelo de los noventa que fue el neoliberalismo que causó un desastre para la Argentina. Se vuelve a repetir con la Alianza de De la Rúa, que le dieron continuidad y resultó en lo que todos conocemos. Después llega por primera vez, un representante genuino del establishment, de la oligarquía, a través del voto popular, como lo fue Mauricio Macri.

Y vuelve a repetir estas políticas antinacionales, antipopulares, avanzando y transgrediendo todos  los derechos conquistados por el pueblo argentino, entregando el patrimonio nacional, con la fuga de capitales, la deuda que nos dejó. Es decir, se vuelve a repetir cíclicamente cada vez que gobernaron estos sectores. Nosotros entendemos que, desde el campo nacional, desde el campo popular, los sectores que entendemos y defendemos otros valores, tenemos que coordinar políticas para tratar que no regresen nunca más a gobernar el país estos sectores. Luego desde el socialismo, construiremos las alternativas políticas posibles, las discutiremos pero dentro de este marco político de construcción.

.

¿Qué opinan del Gobierno actual?

Julia Martino: Tenemos coincidencias y no tanto. Vemos que en general, se encontraron como todo el mundo con la pandemia, a los problemas que recién enumeraba Eduardo, del gobierno de Macri, con la deuda, a la crisis económica, se sumaron las consecuencias económicas de la pandemia. Entendemos que vienen haciendo muchas cosas bien, en lo referente a la pandemia, al menos están dando una respuesta con la vacuna. En general, coincidimos en esas cuestiones, obviamente no vamos a coincidir en todo. En general, tenemos una buena opinión del gobierno de Alberto. Por eso, también, siguiendo con el planteo de Eduardo, creemos que el socialismo nos va a conectar en un acuerdo, más que con la derecha como ya lo hizo el socialismo en Buenos Aires, que es de donde soy, y por eso me llega tanto y me afecta tanto. Las últimas elecciones fueron en ese lugar, creemos que, si respetamos los principios, los ideales y las propuestas del socialismo no podemos estar en ese lugar. Menos en la ciudad que fue el cimiento de la derecha, con los ideales que no coincidimos para nada.

Esto también nos impulsa a dar la pelea dentro del partido, para discutir el rumbo político del socialismo. Es una señal muy fuerte para que retomemos la agenda de  la izquierda democrática, de generar alternativas a la grieta que mencionabas vos. Creemos que se puede hacer y no solo eso sino que hay mucha gente que lo está esperando, que ninguno de los dos lados termina de convencer y ese espacio político hay que cubrirlo de alguna manera. Nosotros creemos que el socialismo está en condiciones de dar ese apoyo, de llegar a acuerdos coherentes en las áreas expuestas.

 

Acuerdo con el sector progresista de cualquier lugar y cualquier sector.

Julia: Sí.

¿Qué hay que hacer con la deuda que tomó el Gobierno anterior?

Julia: No se puede hacer como que nada hubiera pasado como se hizo ya con las deudas externas anteriores, que nunca se terminaron de investigar y de dilucidar, para detectar responsabilidades.

Acá evidentemente le prestaron a un Gobierno para que fugue,  no para que se ocupe de  lo que pasaba en el país, por eso no se puede hacer como que acá no pasó nada. Después, está el tema económico, ¿hasta cuándo hay que pagar? ¿Cómo está hecho el arreglo? No puedo opinar en detalles. Pero sí el planteo político, de poder investigar porque también hay responsabilidad de quien dio la plata.

EduardoEstamos de acuerdo en iniciar una querella judicial contra el ejecutivo anterior, encabezado por Macri y sus ministros de economía, todos los que estuvieron involucrados. 

Caputo el nombre como representante de las entidades financieras estuvo en ambos lados del mostrador a la hora de manejar todo lo que fue el crecimiento y el endeudamiento de la Argentina. El otro tema es la responsabilidad del Fondo Monetario Internacional, al prestar esos dineros. No solamente violaron el estatuto del FMI, porque ellos mejor que nadie, eran conscientes del dinero que estaban prestando se estaban fugando para el negocio de varios grupos económicos argentinos y extranjeros. Eso es un hecho delictual, un desfalco, una estafa a todos los argentinos. Y digo, con una connotación política. Donald Trump participó e incidió para que le dieran el dinero a la Argentina, porque quería favorecer las posibilidades de que Mauricio Macri pudiera acceder a una reelección. Por otro lado, lo que está haciendo la Argentina es discutir hasta las últimas consecuencias, la coma y la legitimidad de esta deuda que tenemos con el FMI. Creemos que el camino que se está recorriendo es correcto en términos generales. Políticamente compartimos lo de la querella criminal, que por primera vez en la historia se va a hacer responsable a quienes generaron semejante desfalco en la Argentina.

.

.

¿Cómo se hace para seducir a la sociedad, a los jóvenes para que confíen en el socialismo?

Eduardo: Como lo hicimos desde siempre, desde el llano. No nacimos en el poder, hemos militado en este partido durante décadas, sin estar en el poder, indudablemente lo hicimos de una manera correcta porque la gente en algún momento creyó en nosotros. Cuando fuimos y llevamos a la práctica nuestras políticas realmente en términos generales fueron muy buenas. Y tenemos la confianza de volver a repetir ese camino, que es el camino de la militancia, el camino de la coherencia, el camino de las convicciones políticas, en el socialismo eso no lo tienen que perder de vista.

marzo 7, 2021