EDUCACIÓN EN TIEMPOS DE PANDEMIA :: Una hoja de ruta para el hoy y el mañana

.

.

Por: Comisión Educación – Convergencia Socialista – Partido Socialista

Resumen

Desde Convergencia Socialista entendemos que en la educación se despliega la posibilidad de comprender los contextos -locales, regionales y globales- , de emancipar a la ciudadanía y a los pueblos y de transformar las condiciones de desigualdad, para ampliar derechos y profundizar la justicia social.

 

La irrupción de la pandemia de Covid-19 nos enfrentó, de forma mucho más directa y cercana, con las problemáticas pendientes del sistema educativo, poniendo en evidencia los avances y proyectos innovadores tanto como las tensiones, inequidades, dificultades y desigualdades que tienen lugar.

En estos meses les estudiantes, familias, adultes cercanos y fundamentalmente les docentes fueron poco convocados desde la política pública. Todos, todas y todes están haciendo un increíble esfuerzo día a día para sostener la continuidad educativa, conociendo los límites, pero siempre con el compromiso de acompañar. Las voces de quienes transitan el día a día de los desafíos y las dificultades de la educación en tiempos de pandemia están ausentes y, por lo tanto, se distancia la posibilidad de coincidir, de disentir, de encontrar desde lo colectivo y desde la participación ciudadana las posibles alternativas. No perdemos la esperanza que la pandemia sea una oportunidad para revalorizar a la docencia como profesión y para instaurar un diálogo más fructífero entre las escuelas y las familias y también, para visibilizar a nivel social la importancia de la educación.

En sintonía con la preocupación por poner en agenda las propuestas para el sistema educativo, desde Convergencia Socialista realizamos un aporte al debate colectivo y planteamos las siguientes prioridades:

1.- Priorizar las voces de todes les actores y los procesos de construcción democrática: propiciar condiciones y espacios de escucha, de participación, de transformación a través de relaciones igualitarias de poder, ya sea entre gobiernos e instituciones educativas, entre equipos directivos y equipos docentes, entre docentes, familias y estudiantes.

2.- Priorizar los contextos territoriales: diseñar situaciones educativas flexibles para garantizar el derecho a la educación y atender solidariamente los modos en que la pandemia atraviesa a los diferentes territorios.

3.- Priorizar a les estudiantes: desde las voces, participación, diálogo y trabajo permanente con les estudiantes, implementar políticas de fortalecimiento de las trayectorias y estrategias de revinculación con los procesos educativos.

4.- Priorizar los aprendizajes: revalorizar los aprendizajes que habilitan la participación en la vida cultural común y los proyectos de vida emancipadores. Debatir una nueva ley de educación superior que amplíe la posibilidad de formación e inclusión laboral de las juventudes.

5.- Priorizar la integración de la educación en entornos virtuales y el derecho a la ciudadanía digital: Incluir la educación en entornos virtuales como opción pedagógica. Promover el acceso a plataformas y contenidos creados desde el sector público y que resguarden la privacidad de docentes y estudiantes.

6.- Priorizar a les docentes y las escuelas: proponer, en espacios paritarios, mejores condiciones para el ejercicio de la docencia, pautas para el mejoramiento del salario, comités mixtos de higiene y seguridad, formación docente en línea y nuevos roles específicos.

7.- Priorizar la inversión en el sector educativo, con carácter federal y atendiendo a las diversas realidades territoriales y de vulnerabilidad: inversión educativa, para construir condiciones de igualdad, a través de una nueva ley de financiamiento educativo. Garantizar condiciones para el regreso a las clases presenciales, acondicionando los espacios físicos bajo protocolos de bioseguridad.

8.- Priorizar el saber pedagógico: recuperar la experiencia actual e institucionalizar espacios de producción colaborativa entre docentes, con el propósito colectivizar recursos pedagógicos e implementar nuevas estrategias de enseñanza que permitan sostener trayectorias. Promover nuevas figuras o roles docentes, que combinen formación pedagógica, tecnológica y socioeducativa.

9.- Priorizar la sociabilidad y la escuela como espacio de encuentro: planificar espacios y actividades que permitan recuperar la dimensión de la escuela como una institución social, como ámbito de encuentro, vínculos, convivencia y sociabilidad entre pares e intergeneracionalmente.

10.- Priorizar el carácter público de la educación y la disminución de las brechas de desigualdad: consolidar el carácter público de la educación desalentando los circuitos que pretenden hacer de ella una mercancía o convertir el sistema educativo en un sistema meritocrático. Proyectar diversas opciones para garantizar los procesos de inclusión y que puedan regresar antes quienes más necesitan el vínculo con las instituciones y actores de la educación.

En base a estas prioridades, entendemos que es necesario pensar el día después, recuperar una idea de mañana. Es indispensable repensar el uso de los tiempos y los espacios educativos, con la participación y el aporte de estudiantes, docentes y equipos técnicos, universidades, centros de investigación, sindicatos y familias.

Desde Convergencia Socialista convocamos a construir alternativas colectivas, desde los valores que sostiene el programa de nuestro Partido Socialista: libertad, igualdad y solidaridad. Estos valores son claves para pensar en las nuevas formas democráticas de garantizar el derecho a la educación en lo cotidiano de las experiencias de vida y con criterio de justicia social.

 

Documento completo:

Download (PDF, 709KB)

octubre 25, 2020