ERNESTO JAIMOVICH – LOS MEDIOS Y LOS FINES

.

.

Por Ernesto Jaimovich

Extracto del celebre discurso del compañero Ernesto Jaimovich durante el Congreso nacional del PSP en el año 1994 (Asoc. Armenia-CABA). El contexto de ese momento marcaba que un sector del PSP encabezado por el intendente Cavallero queria sumar a sectores del menemismo en Santa Fe como forma de llegar más rapidamente (según su visión) al poder de la provincia. Ernesto plantea en este discurso una estrategia de crecimiento donde siempre este presente el debate sobre los medios y los fines.

Imperdible para analizar con más elementos el actual momento político.

ernesto“… Pero cuando discutíamos estas cosas, el valor de la identidad y el tema de las alianzas, discutíamos también el protagonismo del partido y el porqué del partido y en esto hay otro debate que no tiene que ver con la política de alianzas pero tiene una relación y relación muy profunda, nosotros cuando discutíamos estas cosas empezamos discutiendo en primer lugar compañeros, empezar a revalorizar la necesidad de afianzar y fortalecer el Partido Socialista, de afianzar y fortalecer el PSP, de fortalecer y consolidar el PSP, porque el rol del PS es un rol que excede la coyuntura.

Yo no creo que hoy haya municipios socialistas. Hoy puede haber municipios con gobierno socialista.

El socialismo recién empieza en la historia, el socialismo involucra, como decía un compañero, un cambio cultural en la sociedad que llevará mucho tiempo.

Es la transformación de una sociedad individualista en una sociedad solidaria.

 

Decíamos que era la transformación de una sociedad individualista en una sociedad solidaria. Decíamos que era la transformación de una sociedad con rasgos autoritarios en una sociedad participativa.

Esto involucra un cambio cultural en la vida de la gente que sabemos y somos conscientes que va llevar muchas generaciones y esta es la acción cultural, permanente, de transformación que tiene que hacer como práctica permanente el socialismo para transformar en profundidad la sociedad, y decíamos que sino también veamos las experiencias de lo que ha pasado en el mundo, de lo lento que son los cambios culturales.

Decíamos: veamos lo que ha pasado en la URSS, después de 80 años de manejar la cultura, la política, la economía, la educación. Todo se cae y reflora la vieja cultura que se venía amasando en centurias en esos pueblos. Decíamos: sino entendemos esto, no entendemos que pasa con Yugoslavia. Después de haber manejado el poder con todos los valores, con discrepancia, desde nuestro punto de vista socialista en el manejo de este tipo de gobierno, porque en función de la justicia, dejaron de lado la libertad. Pero más allá de esto, los valores no se imponen por decreto, son lo que va pasando la gente en el curso del tiempo y en el curso de su experiencia: por ahí lo planteaba algún compañero, y si no, no entendemos porque se están matando hoy, porque se están matando, digamos, por su localismo, su nacionalismo, por su regionalismos, por los intereses parciales, etc,etc, en una realidad como la que vive Yugoslavia.

Entonces compañeros/as es el rol del socialismo, un rol que podemos jugar en la medida en que nos afiancemos en nuestra ideología. En que volvamos a creer en el PARTIDO.

.

Muchas veces hemos priorizado la generación de movimientos por sobre el partido, hemos priorizado el debate por sobre los frentes, por sobre la prioridad del partido. No quiero decir no impulsar los movimientos, no quiere decir no impulsar las coincidencias, pero impulsarlo a partir de un funcionamiento que el partido ha dejado de tener. Un partido que ha dejado de tener discusión política. Un partido que ha dejado de formar esos trabajadores culturales, esos militantes, que ha perdido militancia para ir transformando, como decía otro compañero, casa por casa, gente por gente, esa es la cuestión: que contenido cultural le damos, digamos de la vieja sociedad para impulsarlo para adelante.

Y después esta la coyuntura, no decimos no aprovechar las coyunturas, pero también decimos que tiene que haber una relación entre los medios y los fines, porque también hemos aprendido de la historia de que al fin nunca se llega, y que en definitiva, lo que es en la realidad, es una sucesión de medios, esos medios tienen que ser combativos. Y esos medios tienen que ser totalmente compatibles con la acción cultural a largo plazo que desarrolla el socialismo para transformar la sociedad.

.

Y sino también veamos las otras realidades del mundo, esto lo planteamos también cuando discutíamos estas cosas en el congreso de la capital: los italianos tuvieron el poder, tuvieron el 1er. Ministro, estuvo ahí Bettino Craxi como el 1er. Ministro de Italia y hoy está el fascismo, cual es el desarrollo que hacían estos compañeros:” y bueno hay que estar en los medios de comunicación, sino se estas en los medios de comunicación no existís”. Para estar en los medios de comunicación hay que pagar, para pagar a los medios de comunicación, por el poder que tienen hay que sacar finanzas de algún lado, porque el partido no puede generar, digamos, las finanzas que requieren los medios de comunicación. Y ya empieza el circuito negro, el circuito que nadie controla ni afuera ni adentro y termina en lo que terminan, con la destrucción del socialismo y con la posibilidad de la destrucción del socialismo y con la posibilidad de la destrucción de la misma democracia en la propia Italia. (Aplausos).

También tenemos otras realidades, cuantas realidades que tenemos en el mundo. También Jaime Paz Zamora llego a la presidencia de la República de Bolivia en una alianza con el neoconservadurismo. Se lo iba a “morfar” al neoconservadurismo con la avivada de la alianza con Banzer, ahí termino Jaime Zamora con su partido, y casi con su país. Solo.

Yo creo cros. Que tiene una relación los medios y los fines, y también comprender que en esta larga marcha del socialismo hacia el futuro, no es una marcha lineal. Se puede ganar y se puede perder.

.

Hoy nosotros en Capital Federal tenemos un 8% de la última elección, un 8% que nosotros valoramos mucho porque fue en el centro de la tormenta en una elección terriblemente polarizada, y pese a ello, aún con un 1º candidato que estaba más con el Frente Grande que por la Unidad Socialista. Hubo ciento y pico mil personas, gente, vecinos que han votado a la unidad del socialismo. Pero no nos engañemos, ese 8% tiene mucho voto radical, tiene mucho voto justicialista, no son votos socialistas. Es un espacio de confiabilidad que va generando el socialismo, pero de ahí a decir que hemos transformado la realidad cultural de la Ciudad de Buenos Aires. Es una cosa muy distinta, esto puede ser totalmente reversible y depende de nuestro accionar y depende de nuestra conducta.

Entonces cros. son todos los elementos que tenemos que tener sobre la mesa, cuando nosotros conformamos una política de alianzas tener en cuenta estas cuestiones, no es el tema, llegar al poder. No es el tema, tener más votos. El tema es como llegamos al poder y con qué, y como tenemos más votos y con qué.

Yo creo cras. y cras. que en esto vamos a estar de acuerdo con la necesidad de ampliar, con la necesidad de abrir puertas, donde podamos proyectar movimientos más amplios, hacerlo, a partir de un afianzamiento y de un funcionamiento de nuestro partido, donde podamos incorporar otros sectores, intentarlo. Pero si partimos, digamos, de estos valores, de esta concepción. Yo creo que vamos a errar mucho menos de lo que podríamos haber errado y acertar mucho más de lo que hemos podido acertar en la historia de nuestro partido.

Yo simplemente quería aportar estos elementos así como reflexiones, yo planteaba una resolución así, borrador, de este tipo, por ahí una redacción con fundamentos.”

febrero 10, 2021