Lifschitz: “Nación aumenta tarifas y culpa a las provincias”

lifschitz

Fuente: El Ciudadano Web

El gobernador dijo que buscará un mecanismo que permita “aminorar el impacto en los sectores más sensibles”. El mandatario santafesino respondió en duros términos al gobierno de Cambiemos, que criticó los costos de la energía en la provincia: “No tienen cara”.

El gobierno nacional formalizó un nuevo aumento de la energía eléctrica mayorista, que en Santa Fe será trasladado a las tarifas de los usuarios, aunque el gobernador aclaró que se tomará unos días antes de definirlo porque buscará un mecanismo que permita “aminorar el impacto en los sectores más sensibles al aumento de tarifas”.

El ministro de Energía de la Nación, Javier Iguacel, confirmó en conferencia de prensa lo que había anticipado apenas asumió: una nueva quita de subsidios que impactará en el valor de la energía que produce la mayorista Cammesa y que luego compran las distintas empresas distribuidoras: “El aumento de las tarifas depende del incremento del VAD (valor agregado de distribución) por parte de las provincias”.

Durante la conferencia, el nuevo funcionario nacional hizo repetidas referencias a la situación de Santa Fe y Córdoba, dos provincias que tienen empresas públicas de energía eléctrica. Iguacel planteó la “importante heterogeneidad de costos de distribución” provincia por provincia y mostró un cuadro con cuatro jurisdicciones (ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y San Juan) del cual se desprende que Santa Fe y Córdoba tienen las tarifas más altas.

El gobernador Miguel Lifschitz y la secretaria de Energía de la provincia Verónica Geese salieron a replicar lo que –según entienden– es “mala información” brindada por la Nación para deslindarse de su responsabilidad en el nuevo tarifazo. “La Nación aumenta las tarifas y le echa la culpa a las provincias. Es inexplicable. No tienen argumentos, no tienen cara”, tiró el gobernador. Según Lifschitz, “hay una intencionalidad manifiesta de tratar de responsabilizar a las provincias por el ajuste que está implementando el gobierno nacional”.

El aumento del precio mayorista tendrá impacto en las tarifas en Santa Fe, pero no en la misma medida que en Gran Buenos Aires, donde subirá entre el 20 y el 28% según el usuario. “Se va a trasladar, no en la misma proporción, por eso no hemos dado una versión oficial”, indicó el gobernador Lifschitz. “Vamos a tomarnos unos días para ver de qué manera logramos el menor impacto posible en las tarifas”.

La EPE y la Secretaría de Energía están estudiando los nuevos costos con el objetivo de elaborar un cuadro tarifario que impacte lo menos posible en los sectores más vulnerables: la franja de usuarios residenciales de menores recursos y la franja de usuarios comerciales e industriales del sector pyme, según explicó el mandatario provincial.

Ante las operaciones mediáticas en torno a la supuesta ineficacia de la empresa santafesina, Lifschitz fue tajante: “La EPE puede ser mejorada, como todas las empresas públicas. Estoy empeñado en mejorar la eficiencia de la empresa, por eso pusimos un nuevo presidente y designamos una comisión externa de especialistas que va a hacer un informe pormenorizado de la estructura de costos. Seguramente hay cosas por mejorar, pero la EPE no es responsable a de los aumentos de tarifas: los responsables son el ministro anterior (Juan José Aranguren) y el actual (Iguacel)”.

Además, el gobernador criticó a la Nación por el impacto que tendrá el tarifazo en la inflación: “Este nuevo aumento, que se suma a los anteriores, es un disparador de la inflación. Después el gobierno nacional se sorprende por los altos índices de inflación. Bueno: las tarifas y los combustibles, que han vuelto a aumentar, son factores fundamentales de los índices inflacionarios”.

“Totalmente diferente”

La Secretaria de Energía de la provincia explicó por qué en Santa Fe las tarifas son más caras que en la ciudad de Buenos Aires: “Santa Fe tiene un sistema de distribución totalmente diferente al de Edenor y Edesur. Ninguna otra distribuidora de energía del país tiene sus mismos costos porque brindan servicio en distintas extensiones de territorio a distinta cantidad de usuarios”.

Según Verónica Geese, la EPE “es la empresa que mayor extensión de kilómetros de líneas tiene y, a pesar de eso, no es la más cara del país. Cubre una extensión 650 veces más grande que la Capital Federal con una densidad de 11 usuarios por kilómetro cuadrado, contra 600 usuarios por kilómetro cuadrado en Buenos Aires. Quiere decir que el costo del servicio que en Buenos Aires pagan 600 personas en nuestra provincia lo pagan 11”.

La funcionaria santafesina evitó dar precisiones sobre el nuevo aumento de la tarifa de la EPE, aunque indicó que “no hay posibilidad de absorber” el incremento del precio mayorista.

Igual que Lifschitz, Geese también se refirió a la eficiencia de la empresa: “En eso estamos trabajando, pero por más eficientes que seamos, no significa que podamos volver atrás con la quita de subsidios, porque tenemos los costos operativos de mantener el triple de estaciones transformadoras de las que hay en otros lugares y el doble de kilómetros de línea”.

“Desde enero de 2016, la energía que la EPE le compra a Cammesa aumentó más del 2.000% y hoy los santafesinos no tenemos deudas con Cammesa. Además, con los datos aportados por todas las distribuidoras, el Ministerio de Energía de la Nación realizó un estudio comparativo en el cual se ve claramente que Santa Fe no es la provincia que tiene la tarifa más cara sino que son las empresas privadas que se ubican en distintas zonas de la provincia de Buenos Aires”.

En este sentido, la secretaria de Energía afirmó que “dar mala información a la gente es penoso. En la política es lamentable desinformar a la gente utilizando momentos tan sensibles de la sociedad con respecto a la economía del país”.

agosto 2, 2018