Lifschitz no firmará el segundo Consenso Fiscal con Nación

 

Fuente: El Ciudadano Web

El gobernador remarcó que el año próximo la provincia aportará 90 mil millones de pesos en concepto de retenciones y no recibirá nada, además rechazó aplicar Ganancias a cooperativas y mutuales, la eliminación del Fondo Sojero y de los subsidios al transporte y servicios

El gobernador Miguel Lifschitz ratificó que la provincia de Santa Fe no firmará el segundo Consenso Fiscal con el gobierno nacional. Los motivos: el mandatario no está de acuerdo con la aplicación del impuesto a las Ganancias para cooperativas y mutuales y también rechaza la eliminación de la coparticipación de las retenciones a la soja (Fondo Sojero) y de los subsidios al transporte y los servicios básicos.

Lifschitz reunió este lunes en Casa de Gobierno a un centenar de dirigentes de mutuales y cooperativas de la provincia. Ante ellos, ratificó su rechazo al artículo 85 del proyecto de presupuesto nacional 2019, que elimina la exención de Ganancias para el sector. También cuestionó otras medidas que no estaban incluidas en el primer Consenso Fiscal, que Santa Fe sí firmó en noviembre de 2017. Entre ellas, la eliminación de los subsidios y del Fondo Sojero. En esa línea, el mandatario remarcó que el año próximo la provincia aportará al fisco nacional alrededor de 90 mil millones de pesos en concepto de retenciones y no recibirá nada a cambio.

“Hemos tomado la decisión de no firmar este Consenso”, indicó Lifschitz. Y se atajó de antemano de las represalias políticas de la Nación: “Eso probablemente represente algún costo que discutiremos después. O evaluaremos la firma del Consenso una vez que todo esto sea este tratado por el Congreso”. No obstante, señaló que el Consenso Fiscal “pone condiciones para la el pago de las diferencias a las Cajas de Jubilaciones provinciales”, algo que impactará en las finanzas de Santa Fe.

Hasta el momento, 21 de las 24 provincias firmaron el segundo Consenso Fiscal. Las que no lo hicieron son Santa Fe, Chubut y Formosa. Para darle volumen político a la negativa, Lifschitz convocó al Consejo Provincial de Asociativismo y Economía Social. Un centenar de dirigentes dieron el presente en la Casa Gris y reiteraron el rechazo de las mutuales y las cooperativas a los cambios impositivos que prevé la Nación.

Otro intento por Ganancias

El gobernador recordó que a fines de 2017, cuando se debatió la reforma tributaria nacional, hubo un primer intento de gravar con Ganancias a mutuales y cooperativas. Aquella vez no prosperó por la posición unánime de las entidades, que encontraron eco en los legisladores de la oposición e incluso en algunos sectores del oficialismo.

Ahora, ante el segundo intento del gobierno de Cambiemos, los dirigentes de la economía social reiteraron su rechazo. Lifschitz coincidió con ellos: “En este segundo Consenso Fiscal se incorporaron algunas cláusulas, entre otras, esta que refiere al artículo 85 del presupuesto en relación a las cooperativas y mutuales, pretendiendo que los gobernadores de alguna manera avalen ese artículo que se incorporó en el presupuesto. Nosotros planteamos nuestra absoluta negativa a incorporar ese artículo”.

El gobierno santafesino no quiere darle “aval político” a una decisión nacional que tendrá fuerte impacto en la economía de la provincia. En ese sentido, el mandatario santafesino recordó que las mutuales y las cooperativas “tienen que ver con el movimiento general de la economía y el funcionamiento de la administración provincial, por esos motivos nosotros todavía no hemos firmado este Consenso”.

“Nos parece inadecuado, a menos de un año (del primer acuerdo), que los mismos actores fuéramos a modificar aquello que habíamos establecido como base para el Consenso Fiscal. Eso genera desconfianza a los actores de la economía, propios y extraños. No es una buena medida que el propio gobierno nacional promueva la modificación del acuerdo”, añadió Lifschitz.

“Sin fines de lucro”

“Esta cláusula contradice toda la historia y la doctrina del cooperativismo y del mutualismo argentino, movimiento que tiene una especial importancia en la provincia de Santa Fe. Y además contradice el principio elemental básico de la economía, que se trata de instituciones sin fines de lucro”, continuó Lifschitz.

“Hay cuestiones que hacen a lo más profundo de nuestra historia y de nuestra realidad productiva en la provincia que no debemos modificar, que debemos defender, porque todos sabemos que cuando se empieza a retroceder después es difícil detenernos a ver hasta dónde uno va a retroceder. Hay que defender un sistema productivo que ha demostrado su capacidad para sobrevivir y desarrollarse a lo largo de los años y que además presta servicios a buena parte de nuestra comunidad”.

El gobernador también cuestionó otros aspectos del proyecto de presupuesto nacional: “No compartimos la idea de un presupuesto cuyo objetivo es el déficit cero, lo que supone avalar un enorme ajuste a la obra pública y al gasto social y una mayor presión tributaria, lo que además contradice las pautas estabilidad fiscal acordadas hace menos de un año. No acordamos tampoco con la idea de eliminar de manera abrupta los subsidios nacionales al transporte urbano e interurbano y la tarifa social de energía eléctrica porque sabemos que ni las provincias ni los municipios lo van a poder suplir”.

Tampoco se establece en este acuerdo, algo que fue reclamado por la provincia de Santa Fe y varias provincias, y que era el único impuesto que creíamos sí debía ser aplicado o aumentado, que era la aplicación de una alícuota del 1% a los bienes personales de argentinos radicados en el exterior, y que considerábamos de una equidad tributaria de alta consideración política y entendemos era indispensable que quedara expresada en el texto definitiva. Cosa que no ocurrió”, cerró Lifschitz.

Proyecto alternativo

Desde el movimiento mutualista tienen un proyecto alternativo para que el gobierno nacional pueda recaudar aún más recursos sin necesidad de aplicar Ganancias a las entidades del sector. La proyección de la Nación –si se aplica el gravamen– implica una recaudación estimada de 4.000 millones de pesos. En cambio, la alternativa planteada desde el sector de la economía social permitiría una recaudación de 4.100 millones.

“El movimiento cooperativo y mutual ha hecho una propuesta”, señaló Cristian Horton, tesorero de Cooperar. “Esa propuesta tiene que ver con recaudar un poco más de lo que está proyectado en el presupuesto sin alterar la idiosincrasia del mutualismo y las cooperativas. La propuesta alternativa implica aplicar un impuesto al patrimonio de las cooperativas y mutuales, pero ha sido rechazada”.

Agradecimiento

El presidente de la Federación de Entidades Mutualistas de la provincia de Santa Fe, Víctor Rossetti, agradeció al gobernador “el hecho de hacernos partícipes de esta reunión, al igual que el año pasado, porque es una situación muy preocupante que las entidades mutuales sean gravadas con impuestos a las ganancias”. Además, remarcó que “en el interior de la provincia, los únicos medios de financiamiento son las mutuales”.

“Las mutuales estamos en los pueblos y el esfuerzo de la comunidad se manifiesta en una obra y no en la distribución de ganancias. Los excedentes siempre han quedado en la localidad y esto nos permite anclar el ahorro del pueblo y generar puestos de trabajo”, finalizó Rossetti.

octubre 9, 2018