El Partido Socialista de Portugal se impuso en las elecciones municipales

portugal

El Partido Socialista de Portugal en el Gobierno se ha impuesto en las elecciones municipales celebradas este domingo, lo que ha elevado el porcentaje nacional de votos del partido y ha supuesto un fuerte respaldo para el primer ministro, Antonio Costa.

«El Partido Socialista ha conseguido el mejor resultado de su historia», ha asegurado Costa.

En Elvas, localidad próxima a Badajoz, el socialista Nuno Mocinha se ha impuesto al veterano Rondao Almeida, que concurría como candidato independiente.

Los socialistas se han hecho con el mayor número de ayuntamientos de su historia, lo que ha significado un triunfo para el primer ministro y actual secretario general de los socialistas, que llegó al poder hace dos años junto a los comunistas de extrema izquierda y al partido Bloque de Izquierda (BE).

Desde su llegada al poder, Costa ha construido una economía cada vez más sólida en Portugal, tras la crisis financiera que sufrió el país entre 2011 y 2014.

Muchas de las políticas de austeridad del Gobierno anterior han sido modificadas, mediante una bajada de impuestos sobre los salarios más bajos para que los portugueses cuenten con más renta disponible. Además, los socialistas han reducido el déficit presupuestario a través de una moderación del gasto público.

El partido socialista han ganado con un 39 por ciento de los votos, cifra que queda por encima del 32,4 por ciento conseguido en las elecciones nacionales de 2015, mientras que los socialdemócratas obtuvieron un 28 por ciento de votos el domingo.

El partido de Costa ha obtenido 158 ayuntamientos, mientras que los socialdemócratas, que se presentaron con sus aliados de derechas del Centro Democrático Social-Partido Popular (CDS-PP) en algunos ayuntamientos, han ganado unos 100.

Los socialistas formaron una coalición de Gobierno en 2015 con los comunistas y el Bloque de Izquierdas, rompiendo así con la tradición política de Portugal donde se ha utilizado la mayoría parlamentaria para expulsar a los socialdemócratas, que en esta ocasión han ganado más votos en la elección.

Los expertos advierten de que el Gobierno podría sufrir inestabilidad a causa de la diversidad de políticas que existen con los dos partidos de corriente izquierdista.

Sin embargo, los resultados a nivel nacional que se conocieron el domingo muestran que ambos, tanto los comunistas como el Bloque de Izquierda, han sufrido una pérdida de votos. Esto ha permitido a los socialistas conseguir una mayoría sin depender de otros partidos.

La pobreza de estos resultados para los socialdemócratas podría empujar al líder del partido, Pedro Passos Coelho, a dimitir de su cargo. Passos ha asegurado que «reflexionará cuidadosamente» si presentarse o no como candidato a líder del partido a principios del próximo año.

 

octubre 11, 2017