Tres de cada diez niños y adolescentes tienen problemas de acceso a la alimentación, según la UCA

.

.

por BAE Negocios

La pobreza infantil trepó del 44 al 51,7% entre 2017 y 2018

Entre 2017 y 2018, la pobreza infantil pasó del 44 al 51,7%, y la cantidad de niños, niñas y adolescentes con con problemas de acceso a la alimentación se incrementó un 35%. Así lo reveló un informe de la Universidad Católica Argentina ( UCA), el cual sostiene que tres de cada 10 chicos de entre 0 y 17 años viven en hogares que redujeron su dieta opasaron hambre “por problemas económicos”. Se trata de la cifra más alta en los últimos ocho años: unos 3,4 millones de chicos.
El riesgo alimentario se incrementó de modo significativo en los niños: esto quiere decir que viven en hogares que tuvieron que bajar sus consumos alimentarios por problemas económicos”, aseguró Ianina Tuñón, investigadora de la UCA y responsable del informe “Infancias. Progresos y retrocesos en clave de desigualdad”, elaborado por el Observatorio de la Deuda Social de la institución.El relevamiento muestra que en 2018 hubo un salto a la “inseguridad alimentaria extrema”: el porcentaje de niños que “expresa haber experimentado ‘hambre’ en los últimos 12 meses”, pasó del 9,6% al 13%. Éste, también, es el nivel más alto de la serie de ocho años, que equivale a 1,5 millones de niños, niñas y adolescentes menosres de 17 años.

La inseguridad alimentaria total, es decir, la reducción de dieta o hambre por razones económicas, también aumentó, de 21,7 a 29,3%. Este incremento de 7,6 puntos porcentuales equivale a alrededor de 900 mil niños, niñas y adolescentes que pasan hambre en la Argentina.

El equipo del Observatorio de la Deuda Social también descubrió que el 14,9% de los chicos de entre 2 y 17 años (alrededor de 1,6 millones) se saltea al menos una de las cuatro comidas diarias, que la mayoría de las veces suele ser la cena. Además, el 37% recibió una alimentación con déficit de al menos un nutriente esencial en 2018, 6,6% más que en 2017.

Por otro lado, la pobreza infantil por ingresos aumentó 11,2% en el último período interanual, alcanzando “la cifra más elevada de la década”. La indigencia, sin embargo, “se mantuvo estable”, en torno al 10%.

Sumado a esto, en el último año aumentó un 11% el número de niños, niñas y adolescentes que dependen de los hospitales públicos porque no tienen obra social, mutual o prepaga. Mientras que era del 44,4% en 2011, fue del 55.3% en 2018. “Esto implica que la mitad de los niños pertenecen a hogares en los que sus adultos de referencia tienen una integración al mercado de trabajo -cuando la tienen- informal y precarizada”, explica el informe.

 

junio 6, 2019